Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Percepción’ Category

El objetivo de este post es el de aclarar las diferencias que existen entre estos dos términos, ya que es muy común creer que puedan tener un mismo significado, esta confusión se da muy a menudo, por eso resulta necesario explicar su distinción.

El DSM IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales) define el delirio como: “una falsa creencia basada en una inferencia incorrecta relativa a la realidad externa, que es firmemente sostenida, a pesar de que casi todo el mundo cree y a pesar de cuanto constituye una prueba o evidencia incontrovertible y obvia de lo contrario”

La alucinación es definida como: “Experiencia sensorial organizada que es producto de la mente del paciente y que no existe en el mundo externo, las modalidades más frecuentes de las alucinaciones son la auditiva y la visual, y las menos frecuentes la táctil y gustativa.”

Básicamente, como se puede comprobar con las definiciones que aporta el DSM IV, las diferencias que existen entre estos dos términos son evidentes, ya que la alucinación es totalmente inventada por la mente, no es producto de la distorsión de ningún objeto presente, se percibe algo sin tener en cuenta los estímulos externos. En cambio el delirio se produce bajo la distorsión de un estímulo externo. Consiste en una creencia errónea de la realidad sobre un hecho u objeto existente.

Ambos síntomas tienen en común, que los individuos quienes los padecen están totalmente convencidos de que lo que perciben es totalmente real, y no admite discusión. Dichos individuos, se suelen dar cuenta del problema al intentar compartir sus experiencias perceptivas con quienes les rodean. Ambos son síntomas psicóticos característicos, sin que necesariamente formen parte de una  patología, pueden aparecer en situaciones de estrés, bajo déficits sensoriales, o por causas externas como intoxicaciones debidas a diferentes medicamentos y drogas.

Bibliografía:

  • DSM-IV. American Psychiatric Association. (1994). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (4th ed.). Washington, DC.

Read Full Post »

 

¿Alguién se ha dado cuenta de lo que ocurre viéndolo por primera vez?

 

 

Read Full Post »

El mundo visto por una persona que padece un trastorno de omisión, o síndrome de Neglect es completamente diferente a como lo podemos ver nosotros. El hecho de ver solamente el lado derecho de todas las cosas, sin percatarse del lado izquierdo, omitiendolo totalmente de forma inconsciente. Es un trastorno que cambia la percepción de cómo podemos ver las cosas, se centra en un lado de la vida, resultando siempre ser el izquierdo el omitido.

Marsel Mesulan de la universidad de Hardvard tiene una ingeniosa explicación para el hecho de que en este trastorno siempre se omita el mismo lado de las cosas que se aprecian, comenta que es debido a que el trastorno se encuentra en el hemisferio derecho, éste cuenta con mayores recursos para la atención, resulta imprescindible para supervisar en su totalidad la escena visual, y el hemisferio izquierdo no es capaz de compensar esta deficiencia. En caso contrario, en que fuera el parietal izquierdo el lesionado, el derecho si seria capaz de cubrir esa deficiencia

Por lo tanto bajo este trastorno, el lado izquierdo del universo se puede considerar totalmente aniquilado. Quien observe a una persona con este tipo de trastorno puede creer que se trata de algún tipo de ceguera, pero todo pasa por el reconocimiento y la percepción . Una persona que padece el trastorno de omisión, al acicalarse por ejemplo, sólo se fijará en  su mitad derecha del cuerpo, al comer sólo comerá lo que esté a su derecha, al dibujar un reloj colocará todas las horas en el lado derecho del reloj. Supone un atasco en la atención, una sobrecarga sensorial, en la que el individuo sólo puede mantener la atención en la mitad derecha de su campo visual.

Se han realizado pruebas con estos sujetos en condiciones adecuadas para su estudio,con personas de un buen nivel intelectual,  donde se les ponía un espejo enfrente con un individuo que se situara a la izquierda y sostuviera un boligrafo, de modo que pudiera verse reflejado en el lado derecho, cuando le piden al sujeto que padece el trastorno que coja el boligrafo que está a su derecha en el espejo, éste, ante el asombro de los investigadores, trata de agarrarlo dentro del espejo, insistiendo en que tiene que estar en el espejo puesto que es la única solución al problema, que le planteaba su cerebro, en el que no existiendo la parte izquierda de su mundo, el bolígrafo sólo podía ser un reflejo. La distorsión de la realidad queda patente en este peculiar trastorno en el que el concepto de izquierda deja de existir.

Estos estudios proporcionan una valiosa información sobre el modo en que el cerebro construye nuestra realidad.

En este vídeo se puede apreciar con más detalles el síndrome de Neglect; heminegligencia contralateral.

Fuente: Vilayanur S. Ramachandran y Diane Rogers-Ramachandran, «Un mundo a medias», Mente y Cerebro, 43, 2010, págs. 8-11.

Read Full Post »

La postimagen acromática, es una figura en blanco y negro, la cual va a provocar una “huella” en el fondo blanco de los colores invertidos a como hagamos la imagen. Para que los resultados tengan un gran efecto, y dicha imagen se pueda identificar claramente, la figura que representemos es recomendable que esté en blanco sobre un fondo negro. Con este contraste obtendremos la experiencia sensorial. En este ejemplo se puede apreciar el efecto.

Si se mira esta imagen durante aproximadamente 30 segundos, y a continuación fijamos la vista a la derecha, aparecerá la figura negra sobre el fondo blanco.
Esta experiencia visual se debe a la fatigación en los conos de nuestro sistema visual, como se expuso en el anterior post

Read Full Post »

Las postimágenes son aquellas imágenes que producen en nuestra visión una sensación irreal. Un efecto que seguramente habrán experimentado, el de mirar aténtamente a una imagen, a continuación dirigir la vista hacia un fondo blanco y ver esa imagen con otros colores. Se juega con esta clase de imágenes, sabiendo porque se produce esta sensación.

La postimagen es resultado de nuestra percepción, tiene una explicación física. Los conos de nuestros ojos son los receptores encargados de percibir el color, estos receptores contienen neuronas que pueden fatigarse ante un estímulo continuo. Lo que sucede es que cuando estás neuronas se fatigan ante un determinado color, producen su negativo.
Lo que vemos en el fondo blanco tras la fijación en una postimagen, no es más que la “huella” de esa imagen transformada en su negativo, la experiencia sensorial contraria es lo que obtenemos.

Esto podemos comprobarlo por nosotros mismos de manera muy sencilla, la postimagen se puede hacer tanto acromática ( en blanco y negro) como cromática (en color). Si queremos hacerla cromática hacemos un dibujo que contenga colores vivos y primarios, y porsupuesto que sean el negativo del que sería el color real de la imagen, para así poder identificarlo claramente en la “huella” que vamos a provocar. Les presento un ejemplo de una postimagen cromática.
Al mantener la vista fijamente en el punto rojo por encima de la nariz y entre los ojos, durante aproximadamente unos 30 segundos, miramos a la zona en blanco y nos aparecerá la “huella” de la calabaza con sus colores originales, típicos de una calabaza de Halloween, con el cuerpo de color anaranjado, ojos, boca y nariz de color amarillo, y la raíz de color verde.
El resultado es el negativo de los colores de la imagen, la experiencia sensorial contraria, como explicabamos al principio.

Este es el círculo cromático, donde pueden comprobar los negativos de los colores.
En el siguiente post les hago un ejemplo de postimagen acromática.

Read Full Post »