Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sin categoría’ Category

La creencia popular tan extendida entre psicólogos durante años, ha quedado desbancada.

Entre todos es muy conocida la idea de que, si una persona relata un hecho falso, su mirada se dirige a la derecha. Cuando mira hacia la izquierda, en cambio, se interpreta como que está recordando. Esto se ha enseñado en la carrera de Psicología, ha sido utilizado como herramienta por muchos psicólogos para efectuar diagnósticos y se ha explicado como materia en cursos de lenguaje no verbal y comunicación humana.

Han sido los investigadores de la Universidad de Edimburgo y de la Universidad de Hertfordshire quienes han realizado este inesperado hallazgo: basándose en la relación que se supone entre el movimiento de los ojos y el pensamiento, han intentado corroborar que un mentiroso mira hacia la derecha mientras construye su versión de la historia.

Se han utilizado personas voluntarias para el experimento. Los voluntarios debían contar una historia que podía ser real o inventada, mientras estaban conectados a aparatos que registraban el movimiento de sus ojos.

Si la teoría hubiera sido cierta, los ojos de los voluntarios, cuando mentían, se habrían dirigido más hacia la derecha que hacia cualquier otra dirección, pero no ha sido así.

Como dato curioso, se utilizaron mentiras preparadas por los investigadores y mentiras llevadas por los propios voluntarios, entre las que se encontraban hablar de familiares desaparecidos que en realidad no lo estaban.

Caroline Watt, una de los investigadores de la Universidad de Edimburgo, afirmó, tras ver los resultados, que “es hora de abandonar esta manera para detectar el engaño“.

No hay ninguna relación entre  la dirección a la que miramos y si decimos la verdad. De hecho, se ha comprobado, también con voluntarios, si entre dos personas que conversan, una puede detectar cuándo la otra le está mintiendo. Tampoco se ha demostrado.

Ni el que miente mueve los ojos en una dirección determinada, ni el que escucha puede detectar su mentira observando su mirada. Así que, habrá que buscarse otros medios para averiguar cuándo nos están diciendo la verdad…

Read Full Post »

Es un hecho que las personas tendemos a pensar de nosotras mismas de manera favorable. Normalmente, nos mostramos orgullosos de nuestros logros y nos sentimos competentes en los campos que nos importan. Gracias a esto, nos sentimos bien con nosotros mismos. Sin embargo, esta visión es un engaño que nos dificulta ver cómo somos realmente.

Para estar satisfechos con nosotros mismos y seguir viéndonos competentes, utilizamos, sin darnos cuenta, los procesos de autoengaño. Estos son los siguientes:

  • Efecto “superior a la media”: se refiere a las visiones infladas que las personas tienen de sus capacidades. Los profesores creen que son más competentes dando clases que sus compañeros de profesión; los adolescentes, que tienen más control sobre el consumo de drogas que sus compañeros.

  • Ilusiones de control: la creencia de que se pueden controlar los resultados de sucesos que no dependen de nosotros. Se da sobre todo en sucesos aleatorios, como quien cree que tiene más posibilidades de que le toque la lotería por utilizar ciertos números, o que las personas más hambrientas crean tener más posibilidades de ganar una hamburguesa que las no hambrientas.
  • Optimismo irrealista: casi todo el mundo cree que el futuro le sonríe; tendrán más experiencias positivas que el resto de personas, y no les irá tan mal como a las personas mayores que conocen, y que no han tenido la vida que esperaban. Esta visión de futuro se extiende también a los seres queridos, de forma que la gente cree que sus amigos y familiares tendrán mejores resultados en una entrevista de trabajo, en un viaje o en un futuro lejano que el resto de personas implicadas en esas experiencias.

  • Sesgo atribucional de autoenaltecimiento: consiste en atribuir los éxitos a las causas internas y los fracasos a causas externas. Es muy común en los estudiantes que afirman que “han aprobado un examen”, porque cuando suspenden dicen que “el profesor les ha suspendido”. No creen que el suspenso sea suyo, sino causa del profesor, que es externo a ellos.

  • Rechazo mnémico: se recuerdan con mucha más facilidad los puntos fuertes que las debilidades. Por ejemplo, una persona habla mucho más de que es alguien que quiere mucho a su pareja, que del hecho de que pueda serle infiel.

  • Aceptación y refutación selectivas: se adopta una actitud crítica ante las críticas y benévola ante las alabanzas. En muchas ocasiones, no se está de acuerdo en que se halla cometido un error y se producen enfados cuando alguien lo dice; pero si lo que se está diciendo es que ha tomado una buena decisión, la persona acepta de buen agrado el comentario.

  • Comparación social estratégica: resulta mucho más cómodo para la persona compararse con grupos sociales que estén considerados más bajos al suyo o de peor calaña. Así, un rico se compara con un pobre porque el pobre está peor reconocido que él, y le sirve para sentirse superior. También puede compararse con personas que considera de su mismo nivel o nivel superior, pero las razones son diferentes.

  • Interpretación selectiva: se trata de comparaciones sociales en las que se altera el resultado para que parezca favorecedor, es decir, que a las personas les parecen más positivas las cosas que tienen los atributos que creen que poseen, y más negativas las cosas que tienen los atributos que no poseen. Así, si alguien cree que es positivo saber de informática y sabe mucho, le gustarán más aquellas personas que sepan de informática que las que no. Si cree que saber de música es algo totalmente inútil, y ella no sabe de música, no le gustarán aquellas que tocan instrumentos.

Gracias a todas estas formas de autoengañarnos, podemos sentirnos mejor con la imagen que tenemos de nosotros mismos. Pero, a menudo, esta imagen no suele corresponderse con la realidad. Hemos de tener cuidado si queremos que los demás nos vean como a nosotros nos gustaría vernos.

Read Full Post »

El polígono de Willis es una ramificación arterial que comienza con la irrigación por parte de la arteria basilar que pasa por el tronco del encéfalo, adyacente al quiasma óptico. Esta estructura es la esencia para la irrigación de los hemisferios cerebrales.

Polígono de Willis

El circuito cerebral resultante del polígono de Willis otorga distintas vías de irrigación cerebral al sistema vascular para si alguna de éstas se obstruye, siempre esté disponible una vía de irrigación alternativa.

Read Full Post »

Divertida campaña de la marca Durex, que utiliza el claim “Mi hombre sabe hacer 2 cosas a la vez”, con una serie de videos que ponen a prueba a varios chicos, realizando 2 actividades al mismo tiempo.

Varios voluntarios masculinos han sido sometidos a diferentes pruebas que demuestran la dificultad que supone realizar 2 tareas al mismo tiempo.

Diablillo, el nuevo anillo vibrador de Durex, facilita la estimulación del clítoris durante la penetración, haciendo posible que los hombres puedan hacer 2 cosas a la vez fácilmente y acabar con el lastre histórico que hace que “dos cosas” y “hombre” nunca pudieran estar en la misma frase  de manera realista.

Read Full Post »

     Como ya se vio en un anterior artículo de este blog, existe la unificación de cinco grandes tipos de memoria, de los cuales se analizaron la memoria semántica, perceptiva y episódica. En esta entrada se detallará las dos restantes:

  • Memoria operativa

      Esta memoria juega un papel fundamental en nuestras vidas, ya que la mantenemos constantemente activada por necesidades obvias, como es vivir la acción presente, teniendo en cuenta toda la información que poseemos para ejecutarla en tiempo real, como supone el hecho de hablar, imaginar, reflexionar o calcular. En una conversación en la que se está proponiendo un lugar y hora en la que quedar para un próximo día, estamos considerando en ese momento información como la disponibilidad, medio de transporte en el que iremos y lugar donde tendremos que ir. De esta manera se mantiene presente durante la interacción factores sobre los que reflexionamos simultáneamente, esta información consciente es mantenida por la memoria operativa. Ésta, asi pues, participa activamente en la creación de una conciencia del presente. Interviene además en las operaciones matemáticas, cuando disponemos de un número en mente. Ya sea el 35 el cual se presenta una situación en la que tenemos que multiplicar por dos y restarle 5, esta operación mental que retiene un resultado el 70 para posteriormente restarle 5 supone una activación de la memoria operativa.

  • Memoria procedimental

La memoria procedimental tiene que ver con el aprendizaje y la conservación de competencias, Gracias a esta memoria los aprendizajes más complejos son capaz de automatizarse pudiendo así adquirir una mayor habilidad, como es el caso de tocar un instrumento, realizar algún tipo de actividad deportiva, conducir un coche, etc. Es independiente de los demás tipos de memoria, como muestra el hecho por ejemplo de teclear en el teclado del ordenador, en un primer momento activamos para aprender dónde está cada tecla la memoria semántica y la episódica (ya que se trata de un conocimiento), después se automatiza, y ya no se necesita de estas memorias. Simplemente nuestros dedos se dirigen directamente a cada una de las letras de forma mecánica, sin necesidad de pensar, por lo que supone un gran ahorro de energía. Se puede conseguir que un amnésico aprenda una tarea, sin que luego sepa como la aprendió, la realiza correctamente gracias a una huella procedimental.

     Estos dos últimos tipos de memoria que se han explicado pueden interactuar entre sí. Para aprender tareas complejas se mantiene en la conciencia (memoria operativa)  gestos y posturas físicas que se aprenden para ir automatizando la secuencia (memoria procedimental).

Fuente: Eustach, F.  Desgranges, B.  «Hacia un modelo unificado de la memoria», Mente y Cerebro, 43, 2010, págs. 48-56.

Read Full Post »

Estimados lectores, este blog está destinado a las personas interesadas en el mundo con el que conviven, sus relaciones sociales, la interacción con sus seres queridos, la convivencia consigo mismos, en fin todo lo que nos debe interesar a la especie humana, sociales por naturaleza. Para ello está la psicología que intenta explicar y aclarar nuestros comportamientos, la conducta que nos mueve en determinadas situaciones, nuestras relaciones con el entorno,  la influencia social que puede determinar nuestro carácter personal.

Las características comunes que a todos nos unen como miembros de una especie de la que formamos parte.

Los rasgos diferenciales de la personalidad que hacen a cada individuo un ser único.

Este apasionante mundo que es el estudio de la psicología, donde todos podemos aportar opiniones y experiencias.

Este espacio queda abierto para la reflexión, donde iremos aportando, yo, y mis colaboradores, noticias actuales, estudios científicos, noticias históricas, curiosidades, y como no, diversas reflexiones.  Saludos y que vaya todo bien

Rafael Aragón

Read Full Post »