Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sociedad’

Cuando hablamos del autoconcepto nos referimos al conocimiento que las personas tienen de sí mismas. Se trata de una representación mental que alguién tiene sobre su forma de ser o de actuar en una situación concreta o de forma permanente. Una persona está utilizando un autoconcepto cuando se define a sí misma como “buena”, “incompetente” o “activa”.

Se distinguen tres tipos de autoconcepto en Psicología:

  • El yo individual se refiere a la idea que una persona tiene de sí misma en base a sus características personales. Sirve para diferenciarse de las personas que forman parte de su mismo contexto social, y lo que se busca conseguir con esta diferenciación es ensalzarse a uno mismo. El yo individual se manifiesta, por ejemplo, cuando alguien afirma que es “muy responsable” en comparación con el resto personas. Al afirmar esto, se protege del temor a que le juzguen como irresponsable y, además, queda por encima de los demás en esa cualidad.
  • El yo interpersonal hace alusión a las relaciones compartidas con otras personas. Se manifiesta en situaciones tales como estar con la pareja, un amigo, o participar en una conversación con un familiar. Se trata de relaciones significativas, y el yo interpersonal actúa con el objetivo de mantenerlas y ensalzar al otro participante. La persona se autoevalúa y deduce su forma de actuar y de ser gracias a su comportamiento en esas situaciones, por lo que puede llegar a la conclusión, por ejemplo, de que es “un irrespetuoso” si cree que ha faltado el respeto a alguien cuando tienen una discusión.
  • El yo colectivo surge con la pertenencia de la persona a grupos y categorías sociales. Es la idea que se tiene de uno mismo como miembro de un grupo y se diferencia de la que se tiene de aquellos que pertenecen a grupos distintos. Si en el yo individual se intenta ensalzar a uno mismo, y en el yo interpersonal a la persona con la que se interactúa, el yo colectivo intenta ensalzar al grupo al que se pertenece. Se forma a partir de la identificación con el grupo. Así, si alguien afirma que es “conservador” se está incluyendo dentro del grupo de “los conservadores” – como un partido político – y está asumiendo que tiene una forma de ser y de actuar similar a la que es característica de ese grupo social.

Read Full Post »

El club trece (The thirteen club) fue fundado en 1880 en EEUU (New york) por miembros honorarios de la época, entre los 400 que formaban esta selecta y curiosa sociedad se encontraban cinco de los que fueron presidentes de EEUU:  Chester Arthur , Grover Cleveland , Benjamin Harrison , William McKinley y Theodore Roosevelt . Las reuniones se celebraban el día 13 de cada mes con una cena servida en mesas de 13 comensales.

El motivo de fundar esta sociedad y practicar estas costumbres en torno al número trece, era el de mostrar la ridiculez y peligrosidad que supone vivir con supersticiones, y como los hombres importantes y triunfadores no debían de caer en esos absurdos miedos irracionales que suponen las supersticiones. De esta manera estos hombres adorando de alguna manera al número 13 combatían la ignorancia de los miedos desmedidos, creados por la sociedad y la cultura. Desmontando mitos, supersticiones y falsas creencias hacían discursos como estos:

“La superstición interfiere en la felicidad de
la humanidad. La superstición es una terrible serpiente, que empuja sus colmillos envenenados en
los corazones de los hombres. Mientras yo viva, voy a hacer todo lo que pueda
para la destrucción de este monstruo. Pase lo que pase en otro
mundo – y voy a correr el riesgo si existe, – me opongo a
la superstición en el presente. Y si, cuando llegue a ese otro mundo, que presente
las necesidades de reforma, yo haré todo en cuanto pueda  para la
destrucción de lo falso.”

Divulgaban la necesidad de gobernadores y ciudadanos que se rigieran por su inteligencia, la razón y las conclusiones de la ciencia, no crédulos que creyeran las historias de las supersticiones, teniendo en cuenta las barbaridades que se podían llegar a acometer basándose en esas creencias, justificándose y excusándose con ellas.

Esas creencias son las raíces de nuestra sociedad más primitiva, la cual necesitaba dar explicación a todos los sucesos que ocurrían a su alrededor, por el miedo a lo desconocido. Falacias que gobiernan las vidas de los supersticiosos. La intención de este club era la de abrir los ojos a la población, sacarlos de la necedad, o como Platón diría, tener el valor de salir de la caverna para encontrarse con algo más real. Buscar la verdad y combatir la mediocridad era la intención de estos honorables hombres.

El 13 de diciembre de 1886 Robert Green Ingersoll terminó su brindis con “las supersticiones de los hombres públicos”:  Hemos tenido suficiente mediocridad en la política, suficientes supersticiones y prejuicios, por lo que ha llegado el momento para el ciudadano estadounidense en decir “A partir de ahora voy a estar representado por hombres que son dignos, no sólo de la gran República, sino también del Siglo XIX”.

Hoy día la ciencia y los avances tecnológicos nos han provisto de puntos de vista más reales para dar explicación a ciertos asuntos que antes eran inexplicables, no obstante la credulidad y la fe en todo lo que suponen ciertas supersticiones permanece siendo una realidad sociocultural, llegando a formar parte de nuestra forma de actuar y pensar, el conocimiento científico no puede ir más allá de la experiencia, por lo que surge la necesidad de creer en lo metafísico. Como Kant diría, renunciar al conocimiento de estas cuestiones para dejar paso a la fe, de esta manera se entiende la figura de Dios y lo que representa para los hombres.

Nota: Para quien no lo sepa la superstición del número trece proviene de la última cena en donde se encontraban Jesús y sus doce apóstoles, el comensal número 13 que llegó a la mesa fue Judas, quien posteriormente lo traicionaría.

Nota 2ª: La fobia a este número es la triscaidecafobia

Noticias en el New York times acerca de este club

.

Read Full Post »

Experimento realizado por el psicólogo social Stanley Milgram, sobre hasta que punto está dispuesto el ser humano a realizar cualquier cosa, obedeciendo ordenes de una persona autoritaria.

¿Seriamos capaces de llegar a torturar por el simple hecho de cumplir órdenes?
En la recreación de este experimento que se llevó acabo en EEUU está la respuesta.

Read Full Post »

La felicidad al igual que en la producción de bienes y servicios de un país (PIB), también puede resultar de gran importancia que se obtengan los datos necesarios para comprobar la satisfacción y el ánimo de los ciudadanos de una nación.

Conocer los lugares donde sus habitantes tengan una mejor calidad de vida, donde exista armonía, reine la paz, y la espiritualidad desbanque el materialismo. Se puede pensar que los países en los que sus habitantes poseen un mayor índice de felicidad han de ser desarrollados, con un buen nivel de poder adquisitivo, donde haya seguridad, libertad y justicia. Son factores determinantes está claro, pero no es suficiente, ya que la felicidad va más allá. Dichos factores ayudan pero no causan la felicidad. En su naturaleza cualitativa el hecho de cuantificarla resulta subjetivo.

Lo que se está haciendo en un estudio científico llevado a cabo por Ruut Veenhoven en la Universidad Erasmus de Rotterdam. Es analizar y registrar la “apreciación subjetiva de la vida” mediante cuestionarios realizados a los nativos de cada nación. Cuya finalidad es la de establecer una base de datos mundial de la felicidad. Este proyecto se lleva a cabo para que no se confunda la calidad de vida en términos comerciales y de consumo con la calidad de vida en términos psicológicos, sobre la satisfacción personal de los individuos y el ánimo de éstos.

Esta idea ya fue propuesta por el rey de Bután Jigme Singye Wangchuck en 1972, estableció el término de Felicidad Interna Bruta (FIB) por las críticas que recibía sobre la constante pobreza económica del país.
Una manera optimista de percibir y dar a entender lo que es realmente importante para una sociedad basada en los valores naturales.

Aquí podéis ver el mapa de la felicidad en las diferentes naciones.

Read Full Post »

En tiempos de crisis, con una gran parte de la población en búsqueda de empleo, la demanda es constante, voraz y competitiva. Ahora más que nunca hay que hacer uso de todas las estrategias posibles para poder destacar ante el empresario/persona encargada de las contrataciones. Ya que éste por lo general dispondrá de un gran abanico de candidaturas. Por lo tanto es preciso hacerse destacar si queremos llegar a conseguir la ansiada entrevista, que nos acercará a un paso de obtener el puesto de empleo solicitado.
Para llegar al paso definitivo de la entrevista de trabajo, que nos ponga frente al entrevistador, y podamos transmitir el repertorio de habilidades y capacidades de las que disponemos para el puesto ofertado.
Primero, y lo más importante a tener en cuenta, quien piense que con el Curriculum Vitae es suficiente, está equivocado, la carta de autopresentación es muy importante, por no decir imprescindible, para hacerle entender a la persona en cuestión que nos vaya a contratar, nuestra disposición, motivaciones y características personales. El objetivo es atraer su atención, mostrando nuestro interes, y ofrecimiento como el candidato idoneo del puesto a desempeñar.
Un plus añadido de suma importancia, ya que representa nuestro saludo inicial, el respeto, y la presentación formal de nuestra persona, bajo las circunstancias concretas que no se pueden mostrar en el Curriculum Vitae.

Por ello hay que tener en cuenta que el Curriculum Vitae debe de ir acompañado de la correspondiente carta de autopresentación, es un recurso que hay que saber explotar, si queremos disponer de más posibilidades, para que se fijen en nosotros. Puede convertirse en el elemento fundamental para comenzar con buen pie nuestra andadura por la empresa.

El segundo paso es el de redactar una buena carta de autopresentación, aquí radica toda la importancia de nuestro éxito, no se puede hacer a la ligera, conviene informarse y estar preparado, para poder redactar lo conveniente en relación al puesto de empleo que estemos solicitando, resulta clave, poner lo justo y adecuado, y sobre todo, hacer que destaque ante las demás. En el siguiente post les daré las recomendaciones apropiadas de cómo redactarla correctamente, para que no haya problemas de rechazo en primera instancia.

Read Full Post »